• Nº personas
  • Adultos Más de 12 años
  • Niños 2-12 años
  • Bebés Menos de 2 años
Casco antiguo de Peñíscola
2018-07-22

El Casco antiguo de Peñíscola se encuentra protegido por una impresionante muralla medieval, se accede a su interior por el Portal de Sant Pere, antigua entrada a la ciudad amurallada.

Se trata un lugar para pasear tranquilamente, recorrer sus bonitas calles estrechas y empedradas descubriendo sus rincones, disfrutando de pequeñas tiendas de artesanía, de moda, de recuerdos y de sus bares y restaurantes con terrazas donde realizar una pequeña parada para refrescarnos o disfrutar de la deliciosa gastronomía del lugar.

Dentro del Casco antiguo de Peñíscola encontraremos infinidad de monumentos y edificios emblemáticos como la Iglesia de Santa María, el Ermitorio de la Virgen de la Ermita y el Portal Fosc u otros puntos importantes como El Bufador o el Parque de Artillería.

Una de las primeras paradas que debemos hacer en el ascenso al castillo es la de El Bufador, se trata de una gran brecha o grieta en la roca que recorre el interior del peñón y desemboca en el centro de la ciudad. Durante los días de fuerte temporal se puede ver y escuchar el gran estruendo que provoca el mar al chocar las olas contra esta cavidad.

Junto al bufador hay una terraza con pufs en el suelo donde sentarse a tomar algo disfrutando del espectáculo, pero si no nos apetece sentarnos, desde la calle empedrada que asciende al castillo podremos ver el Bufador desde arriba, tal vez sea aún más impresionante.

Justo enfrente hay uno de los baluartes de la muralla a los que podemos subir para disfrutar de unas preciosas vistas de la muralla y el mar.

Un poco más adelante encontramos el bonito Museo de Mar, un homenaje a la tradición marinera donde a través de su colección, fotos, grabados, dibujos y medios audiovisuales tratan de conservar el patrimonio cultural, instalado en el Baluarte del Príncipe, una antigua fortificación de la que aún se pueden observar unos cañones de artillería sobre la muralla.

Continuando el recorrido se llega a la Casa de las Conchas, un auténtico sueño, una casa sacada de un cuento, totalmente recubierta de conchas marinas. También disfrutaremos del Parque de Artillería, ubicado junto a la fortaleza fue el antiguo polvorín de la ciudad y actualmente es un parque botánico. Junto a la entrada del castillo se incluye la entrada al parque que puede hacerse en un día diferente si no nos da tiempo a verlo todo el mismo día.

Subscríbete

Recibe nuestras ofertas